Make your own free website on Tripod.com

STANDARD

Unas Normas de Perfección son unas pautas por las que se evalúan y juzgan los miembros de una raza específica. Basándose en la norma aceptada en el país de origen, estas normas son redactadas por un club asociado para cada raza, generalmente por un comité de expertos seleccionados en función de sus conocimientos y dispuestos a hacerse cargo de la labor. Una vez aprobada por el consejo de dirección y los miembros del club especializado se somete a la consideración del American Kennel Club para su estudio, examen y eventual aceptación como la Norma para dicha raza. A medida que transcurren los años, se estima algunas veces deseable estudiar, revisar o clarificar una Norma. Esto es lo que ha ocurrido con las Normas originales del Rottweiler en Europa, que han sido revisadas afortunadamente para bien. Las características que exponemos a continuación ya poseen estas revisiones.

ASPECTO GENERAL

El Rottweiler es un perro de cuerpo sólido, negro con manchas de color cobrizo claramente definidas. De cuerpo muy musculoso y de talla superior a la media. No es ni pesado ni ligero, ni alto ni menudo. Su estatura evoca fuerza, flexibilidad y resistencia. Su apariencia revela robusted nativa. Su comportamiento inspira seguridad: es poco nervioso y valiente. Su mirada tranquila descubre bondad natural. A pesar de tener un aspecto general imponente no acusa falta de nobleza. Es un fiel vigilante de sus dueños y de las propiedades de estos.

TALLA

Altura de la cruz

Machos

61 a 62cm = pequeño

63 a 64cm = mediano

65 a 66cm = grande

67 a 68cm = muy grande

Hembras

56 a 57cm = pequeña

58 a 59cm = mediana

60 a 61cm = grande

62 a 63cm = muy grande

La longitud del tronco no debe sobrepasar la de la altura a la cruz en más de un 15% como máximo. Serán defectos graves la falta de proporción, la falta de desarrollo o el exceso de tamaño.

CABEZA

De longitud mediana, cráneo ancho entre las orejas. El occipital debe estar bien desarrollado.Idéntica longitud desde la trufa al ángulo interno del ojo que desde este último al hueso occipital. La cabeza no debe tener arrugas, debe ser lisa, sin embargo pueden aparecer arrugas cuando el perro está en posición de alerta.

Labios:

Siempre negros y firmes. La comisuras labiales fuertemente apretadas. El pigmento interior de la boca es oscuro. En los animales viejos, el oscuro de la encías se vuelve más claro, pero nunca de color rosa. Una boca de este color es motivo de penalización.

Hocico:

El puente es recto, amplio en su base. La trufa, bien formada, de color negro más ancha que redonda.

Ojos:

Medianos,almendrados, con párpados bien ajustados. El iris de color uniforme desde castaño mediano hasta oscuro, siendo siempre la tonalidad más oscura la preferida. Con respecto a los ojos, los defectos graves son los ojos amarillos (ave de presa), de distinto color, desiguales en dimensión o forma, o los párpados carentes de pelo.

Orejas:

Colgantes,proporcionalmente pequeñas, de forma triangular. Bien asentadas en el cráneo de forma que lo hagan parecer más ancho cuando el perro está en estado de alerta. La oreja termina aproximadamente en la mitad de la mejilla. En posición correcta el reborde se apoyará firmemente contra la mejilla.

Dentadura:

Potente y completa. El número de dientes es de 42 (20 en la mandíbula superior y 22 en la inferior). Los incisivos inferiores y los superiores cierran en tijera, los primeros en contacto con la parte interna de los segundos. Se consideran defectos graves la carencia de algún diente o el ajuste dentario coincidente.La descalificaciones se producirán si el perro posee mandíbula superior avanzada o inferior atrasada con exceso o carencia de cuatro o más dientes.

Piel:

Bien tirante en todas partes. Es posible la formación de pequeñas arrugas cuando el perro hace un gran esfuerzo de atención, pero se procura que no haya ninguna arruga.

CUELLO

Robusto, de tamaño mediano y muy musculoso. Forma una línea dorsal ligeramente arqueada. No posee papada ni piel flácida en la garganta.

TRONCO

La línea superior es firme y horizontal extendiéndose en línea recta desde la cruz a la grupa. Antepecho profundo, llegando hasta el codo. Pecho espacioso, con una parte anterior muy pronunciada. Costillas bien arqueadas. Ijada corta, profunda y bien musculada. Grupa de longitud mediana, ancha, descendiendo ligeramente.

COLA

La cola corta y robusta. Se corta pocos días después del nacimiento y presenta de una a dos vértebras visibles. Normalmente mantenida en posición horizontal dando la impresión de una prolongación de la línea superior del tronco. Sólo se se eleva un poco cuando el perro está excitado. Algunos perros nacen sin rabo o con un muñón muy corto. En realidad su estructura es más importante que su longitud.

EXTREMIDADES ANTERIORES

Hombros: Largos y anchos. Los codos apretados contra el cuerpo y por debajo de él. La distancia desde la cruz a los codos es la misma que la que media entre éstos y el suelo. Antebrazos vigorosamente desarrollados y muy musculosos. Pies: Redondos, bien cerrados. Planta del pie dura. Uñas cortas, negras y fuertes.

EXTREMIDADES POSTERIORES

La angulación de los cuartos traseros equilibra la de los delanteros. Muslos: Moderadamente largos, anchos y muy musculosos. Piernas robustas con una buena angulación. No son rígidas. Pies: Algo más largos que los delanteros, bien cerrados, abovedados, con dedos bien arqueados y sin inclinación hacia dentro o hacia fuera y, por supuesto, sin espolones. Visto por detrás los miembros son rectos y no están demasiado juntos.

MANTO

Se compone de un pelaje externo y uno interno. El primero es liso, negro, áspero, espeso, de longitud mediana y pegado al cuerpo. El segundo es muy fino, se encuentra en el cuello y en los muslos. Este subpelo no debe sobresalir o verse a través del pelaje externo. Debe ser también de color negro-gris pero nunca marrón o fuego. El pelaje de las extremidades posteriores es algo más largo. Se considera un defecto el pelaje rizado y objeto de descalificación el pelaje largo.

El color es negro con manchas de color castaño-fuego bien delimitadas en mejillas, hocico, base del cuello, pecho, patas, así como sobre los ojos y debajo del origen de la cola. El número y posición de las manchas cobrizas es muy importante y no debe exceder el 10% del color de todo el cuerpo. Un conjunto de manchas insuficientes o excesivo es motivo de penalización. Se consideran también defectos graves manchas blancas en cualquier punto (unos pocos pelos blancos no se considera una mancha) o manchas de color claro.Cualquier color básico que no sea el negro o una total ausencia de manchas son motivo de descalificación.

SOBRE SU CARÁCTER

El Rotteweiler debe tener una expresión carente de temor, con un cierto aire de distanciamiento. Es un perro inteligente, dotado de una gran adaptabilidad a las circunstancias y extremada resistencia. Ahora bien, para valorar una raza se tienen que tener en cuenta muchos aspectos y no sólo su físico e inteligencia. El carácter del Rottweiler es un conjunto de disposiciones, particularidades y actitudes físicas y psíquicas, innatas o adquiridas que determinan el comportamiento del animal con relación a su entorno.

Es de temperamento amable y tranquilo, muy afectuoso, obediente y valiente. Tiene gran necesidad de movimiento y actividad por lo que necesita ejercitar sus músculos con largos paseos. Sus emociones son controlables y es bastante equilibrado. Como es poco desconfiado reacciona con tranquilidad ante las influencias de su entorno. Sin embargo, si se siente amenazado se defiende o defiende a su amo y familia rápidamente a causa de un instinto combativo y protector que está extremadamente desarrollado. Soporta el dolor sin temor. En el momento en que la amenaza desaparece, su espíritu combativo cesa instantaneamente y recupera su temperamento tranquilo.

Hay una serie de rasgos en el carácter de algunos rottweilers que pueden ser considerados como defectos e incluso pueden influir en su transmisión genética. Este es el caso de la hipersensibilidad. Esta es la facilidad de responder ante estímulos de muy baja intensidad. Por ejemplo cuando un perro expresa temor ante una acción poco aversiva o alegría ante estímulos de poco contenido afectivo. Este factor se desarrolla más en las hembras que en los machos, pues son más sumisas y, si no es muy acusado, no se considera un defecto en los perros de compañía aunque sí en los de guarda y defensa. Sin embargo la hipersensibilidad merma las aptitudes para el adiestramiento y además es hereditaria, por tanto sería preferible, si puedes elegir, no seleccionar cachorros con esta característica.

La timidez es otro problema muy frecuente y afecta a todas las razas caninas, pero, claro, en las razas de utilidad se hace mucho más notable.

La timidez en el perro tiene su origen en el antecesor de éste: el lobo. La timidez es necesaria en todo animal salvaje pues es la que lo preserva de correr riesgos innecesarios. La gran timidez del lobo le ha hecho guardar siempre un gran misterio para el hombre pues no ha permitido que éste se acercase demasiado, con lo que tampoco ha acercado demasiado su fusil (si confiásemos en el hombre el lobo se habría extinguido hace ya bastante tiempo). Con el perro la cosa es diferente. Desde los principios del neolítico el hombre y el perro han establecido una relación de dependencia, surge el contacto permanente y de ahí la confianza. Por tanto la timidez se ha ido perdiendo con el paso de las generaciones. Sin embargo hay una serie de ejemplares que siguen manteniendo esta característica. La timidez tiene dos formas de manifestarse:

Agresividad, su principal mecanismo de defensa y con el que compensa su falta de seguridad.

Inhibición, desconfianza y miedo al objeto intimidatorio. Si persiste su inseguridad el perro optará por la huida pero si ésta es imposible puede reaccionar de dos formas llevado por el instinto: compensar su miedo con la agresión o rendirse en sumisión.

No debemos confundir la timidez con la desconfianza aprendida. Todos los perros tímidos son desconfiados pero no todos los perros desconfiados son tímidos. Aquellos ejemplares destinados para la guarda son entrenados para que desconfíen de todo lo novedoso que entre en su territorio. Esto puede hacerles parecer un poco tímidos, pero no es así. De hecho aquellos que no adquieren el rasgo de desconfianza durante el aprendizaje no so aceptados para la guarda.

Existe una timidez aprendida o timidez de origen ambiental. Ésta es la que poseen aquellos perros que han pasado sus vidas en perreras, atados a una soga o han sido maltratados.

Otro tipo de comportamiento que se observa en algunos rottweilers es el bloqueo nervioso ante la presa. Esto ocurre cuando tienen el instinto de presa muy desarrollado y reaccionan ante los motivadores de yute, "churros" o incluso las mangas de protección de los figurantes con un instinto tan atroz que al apresarlas se produce un bloqueo del sistema de entrada de información, haciendo que el perro desobedezca todas las ordenes que provengan del exterior. A veces los únicos sistemas que funcionan para que el ejemplar suelte la presa son los collares de púas o eléctricos e incluso chorros de agua. El bloqueo nervioso tiene una clara base hereditaria y si bien no se hereda el comportamiento sí su predisposición. Por tanto estos perros no son muy aconsejados pues a veces resultan muy problemáticos si no se les da un entrenamiento adecuado.

El Rottweiler es una raza claramente dominante. Debe poseer un jefe que los domine, de lo contrario serán ellos quienes se conviertan en sus propios jefes. Por tanto, desde pequeños hay que practicar las técnicas de imposición de autoridad. La intensidad de nuestra agresión dependerá de la agresión por parte del perro. Esta agresión deberá ser siempre repelida con las manos, nunca con objetos como periódicos, cinturones, trapos o patadas. Los perros no entienden los castigos físicos con objetos, pues ellos en su repertorio de lucha no los utilizan.

Aunque la dominancia se puede considerar un factor hereditario, pues ejemplares dominantes proporcionan generalmente sujetos también dominantes, es también cierto que existe la dominancia adquirida, que es la que acabamos de describir, cuando el perro advierte inseguridad en su amo y se convierte en el jefe de la familia.



HISTORIA

HISTORIA

Sobre la historia pretendendo dar una serie de datos extraídos de libros y revistas que he leído debido a mi gran afición a esta raza. En otras palabras, no queremos descubrir nada nuevo y si te sirve de ayuda y te entretiene ¡genial! Habremos conseguido nuestro propósito.

Siempre hemos pensado que el Rottweiler tiene su origen en Alemania, pero esto no es del todo cierto. Si bien la raza, como la conocemos hoy, es un producto alemán, su origen se remonta nada menos que al Imperio Romano. El Rottweiler de hoy en día guarda un gran parecido físico con su antecesor de la Roma antigua, aunque estos eran de menor tamaño. Sus progenitores fueron grandes guardianes de las legiones, utilizados como conductores y guardianes de ganado. Dada su agresividad y su coraje también fueron adiestrados para pelear contra esclavos. Dicen que el emperador Nerón se hacía rodear siempre de un grupo de ellos para disuadir a sus enemigos.

Los perros acompañaban a las tropas en sus desplazamientos. Una de las zonas por las que penetraron los invasores con sus perros fue Württemberg, al sur de Alemania, donde se encuentra Rottweil. Algunos de estos perros pastores y sus cachorros se quedaron en esta zona cuando las tropas siguieron su avance. Otra zona invadida por los romanos fue Britania en el año 43 de nuestra era. Posteriormente con la caída del Imperio se marcharon de las Islas dejando abandonados algunos de estos perros. Aunque podrían surgir ciertas dudas sobre el origen de la raza, es a orillas del río Neckar, en la ciudad de Rottweil donde se sitúa la cuna, y fue este pueblo el que dio lugar al nombre de la raza ya que allí, en 1905 se notificó el primer ejemplar reconocido.

Rottweil fue siempre un centro muy frecuentado por los mercaderes de ganado y de grano. Allí iban compradores y vendedores de Francia, Hungría,etc. Pronto surgió la necesidad de tener un perro no sólo capaz de ayudar a llevar los rebaños, sino también a proteger al amo que podía llevar fuertes sumas de dinero en una época en que los viajeros a través del campo y del bosque podían representar algún peligro. El Rottweiler se hizo popular rápidamente. LLamaba la atención de todos los tenderos por su viva inteligencia, su astucia (robaba el sustento de los mostradores), y por su fuerza. Se convirtió así en el compañero ideal de los carniceros y los tratantes. De hecho se le denominó "Metzerhund" o perro del carnicero.

La prohibición del transporte de ganado por carretera en 1900 unido a la implantación del ferrocarril hizo que el Rottweiler estuviera a punto de extinguirse. Sin embargo, se inició en el norte de Alemania, antes que en la región de Rottweil (se tiene entendido que en 1905 sólo quedaba allí una hembra Rottweiler) un gran interés por la raza, pues la policía empezó a utilizarla para labores auxiliares. Es conocida la anécdota en una taberna de Hamburgo. Nada más y nada menos que catorce marineros, totalmente embriagados estaban peleándose por los favores de una mujer. Un policía, dueño de un Rottweiler, vio la reyerta y entró en acción sin sopesar la disparidad de fuerzas. Rápidamente fue el blanco de la multitud. El Rottweiler, que no perdía de vista a su amo, en un abrir y cerrar de ojos se hizo con la situación: varios marineros fueron derribados y el resto huyó apresuradamente.

Hoy, a salvo del olvido, el Rottweiler trabaja con la policía austriaca. En Alemania casi todos los ejemplares son poseedores de un título de defensa con diferente graduación: SCH I, SCH II, SCH III. Entre ellos, ciertos elementos forman una brigada especial destinada a colaborar con la policía en la represión de manifestaciones callejeras. En Suiza el ejército lo empleaba como perro paracaidista. Lo encontramos también en el ejército y en la policía de Brasil. Pero no hay que limitarle a estas funciones. Quizás un día lo encontremos en brigadas especializadas en la búsqueda de niños desaparecidos o en operaciones de salvamento después de catástrofes naturales ya que sus capacidades olfativas son enormes.